Saltar al contenido
catalogo.tienda

Placa de inducción portátil Lidl

Supermercados Lidl trae al público una elegante Placa de Inducción Portátil de alta calidad y fácil manejo, por lo que cuenta con el Sello TUV que lo certifica. Viene con una base plateada y la superficie es de vidrio negro especialmente diseñado facilitar su limpieza. Es un producto seguro de utilizar y muy práctico.

placa-induccion-portatil-lidl

Características

  • Potencia máxima de 2000 W
  • 10 niveles ajustables de potencia entre 200 W y 2000 W así como temperatura regulable entre los 60 °C y los 240 °C
  • Pantalla LED que indica potencia, temperatura y temporizador
  • Temporizador programable hasta 180 minutos
  • Panel de control con sistema táctil y teclas
  • Cuando no hay ningún sartén u olla sobre la placa ésta se apaga gracias a un sensor incorporado y a la tecnología de inducción

Precio

La Placa de Inducción Portátil de Lidl puede adquirirse por un precio de 34,99 € más 3,99 € en caso de que la compra se haga vía online. La garantía que se ofrece por el producto es de tres años.

Mejores Placas de inducción portátiles

Os presentamos las placas de inducción portátiles más vendidas y mejor valoradas en Amazon.

Guía de compra

Las placas de inducción portátiles están diseñadas para ocupar poco espacio, ser seguras de utilizar, fáciles de trasladar e instalar. Por eso, son ideales para ser usadas en espacios pequeños como campings o para llevarlas en las vacaciones familiares. A continuación te dejamos una guía de compra con lo que necesitas saber antes de elegir la placa de inducción portátil que más se ajuste a tus requerimientos.

¿Qué ventajas ofrece una placa de inducción portátil?

Cocción rápida: debido a que su sistema se basa en la distribución homogénea del calor, el tiempo de cocción es menor comparado con otro tipo de cocinas portátiles como las de resistencia. Además, requieren menor potencia para generar calor, lo que se traduce en un ahorro energético.

Seguridad: como el calor se genera directamente sobre la olla, sartén o recipiente se disminuye significativamente el riesgo de que se produzca una explosión o se genere fuego. También, estos artefactos se apagan cuando la olla de retira del fuego, lo que representa un elemento de seguridad muy importante.

Fácil limpieza: su superficie es muy fácil de limpiar incluso cuando los alimentos caigan directamente sobre la placa, pues éstos no se quemarán debido a la tecnología aplicada en las placas de inducción portátil.

Fácil instalación: bastará con colocarla sobre una superficie nivelada y conectarla a la red eléctrica para que funcione, no necesita de adaptaciones en la cocina lo que la hace muy práctica para oficinas, mudanzas, camping, remodelaciones o si necesitas un fuego extra.

Monitoreo: puedes saber siempre a qué temperatura y potencia está funcionando pues la mayoría de los modelos vienen con un indicador LED que muestra esta información.

Adaptables: la tecnología de inducción requiere que lo recipientes que se utilicen sean metálicos, sin embrago existen económicos adaptadores que permiten utilizar cualquier tipo de recipiente para cocción. Los adaptadores son muy simples, generalmente son un disco metálico para colocar entre la placa de inducción y el recipiente de otro material.

Portables y pequeñas: es una de sus características más obvias, son fáciles de llevar de un sitio a otro, de almacenar y también ocupan poco espacio al ser utilizadas.

¿Cómo funciona una placa de inducción portátil?

Funcionan creando un campo magnético que desprende ondas que se expresan en la generación de calor cuando la placa entra en contacto con material ferromagnético. Esto implica que lo que se calienta no es la placa, sino la superficie metálica, ya sea una olla u otro recipiente. Así, resulta un utensilio de cocina muy seguro que evita quemaduras.

Esta es la gran diferencia entre la tecnología magnética y las placas de vitrocerámica que se basan en resistencias eléctricas que se calientan y transfieren ese calor al recipiente. Sin duda, las placas de inducción son más seguras, más económicas en términos de consumo energético, más limpias y sofisticadas.

¿Qué tener en cuenta antes de comprar una placa de inducción portátil?

Potencia: la potencia de las placas de inducción portátil es menor a las placas de vitrocerámica, por lo que con menor potencia podrán tener los mismos resultados de cocción. De modo que, la potencia de las placas de inducción varía entre 2000 W a 3000 W, aunque pueden ser bastante mayor si la placa tiene más de fuego.

Tamaño: las placas de inducción portátil generalmente tienen dimensiones manejables, aún así se recomienda medir el espacio del que dispones para la placa y a partir de este criterio escoger el tamaño de la misma.

Cantidad de fuegos: la mayoría de las personas prefieren las placas con un solo fuego debido a la comodidad y facilidad de traslado y almacenamiento; sin embargo, existen placas con dos o tres fuegos, estas últimas tienen uno principal y dos más pequeños a un costado para seguir manteniendo una forma cuadrada.

Debes considerar que mayor cantidad de fuegos, evidentemente implica que el tamaño de la placa será más grande y menos transportable.

Niveles de potencia o temperatura: mientras más precisión puedas tener en cuanto a la potencia aplicada durante la cocción, mejor podrás ajustar la placa a la temperatura que necesitas según cada receta y tipo de alimento a cocinar, evitando que se queme, reseque o también que tarde demasiado en estar listo. Las placas suelen venir con 10 niveles de potencia.

Garantía: la garantía debe ser más que una etiqueta, es bueno asegurarse de que existe servicio técnico de la empresa en la ciudad donde residas.

¿Cuánto pagar por una placa de inducción portátil?

Las placas de inducción portátil de un fuego pueden encontrarse entre los 35 € y los 70 €, esto dependerá de la potencia, la calidad de los materiales de construcción y de la marca. Si buscas un placa de dos fuego o más ya estamos hablando de precios que pueden ir desde los 50 € y llegar hasta los 100 €.

Aunque, siempre habrá opciones más costosas de casas que ofrezcan acabados lujosos o servicio técnico gratuito.

En definitiva, las placas de inducción portátiles son una excelente opción para hogares, campings y oficinas que requieran de una solución rápida, eficiente, segura y limpia.